domingo, 26 de junio de 2011

ME LLAMO MERCEDES Y MI PROBLEMA ES: "A MI MARIDO LE CUESTA SONREIR ÚLTIMAMENTE"




HOLA ALEJANDRA,
 
ME GUSTO MUCHO LO DE LA PANTOJA Y QUE LOS HORIZONTES EN UN  PRIMER LUGAR VIENEN DE LA MAMÁ.
HOY CON LA SESIÓN QUE HEMOS VIVIDO EN CLASE DE RELAJACIÓN NOS HA QUEDADO MUY CLARO CON TODO LO QUE HEMOS EXPERIMENTADO... HA SIDO UNA PASADA!!!
TENGO MÁS COSAS QUE COMENTARTE:
EN LA RELAJACIÓN DE HOY, CUANDO HEMOS ESTADO CON NUESTRAS PAREJAS LO HE PASADO BIEN Y HE VISTO SONREÍR MUCHO A MI PAREJA... COSA QUE ÚLTIMAMENTE LE CUESTA MUCHO.
AL LLEGAR A CASA... SORPRESA!!!, ME SALE CON UN SALUDO QUE HACIA MUCHO... MUCHO... TIEMPO QUE NO DECÍA.
NORMALMENTE ME DICE .. HOLA CARIÑO Y/O HOLA POUPÈE (muñeca en francés), PERO HOY, AL LLEGAR DE CLASE DE RELAJACIÓN ME DICE.. HOLA TESORO!!! Y  LE PREGUNTO: "¿CÓMO ME DICES TESORO?" ... ME CONTESTA: "HOY VIENES ESPECIALMENTE CONTENTA Y TU TONO DE VOZ HA SIDO OTRO".
LA CLASE DE RELAJACIÓN DIO RESULTADO, PERO QUIZÁS, ¿ES QUE EN OCASIONES VEMOS A LOS OTROS TRISTES Y QUIZÁS SOMOS NOSOTROS LOS TRISTES? OTRA PREGUNTA QUE DEJO EN EL AIRE...


MERCEDES

NOTA de Alejandra: 
Gracias Mercedes por contar los efectos que han tenido la clase de meditación en tu pareja. 
Esperemos que duren por muuuuuucho tiempo!!!
Tu ejemplo nos sirve para poner en práctica nuestra imaginación e intentar alcanzar todos nuestros deseos amorosos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario