martes, 28 de junio de 2011

LO QUE SINTIÓ DURANTE UNA CONSTELACIÓN

Mercedes, explica su experiencia después de una constelación:

HOY, CON LA SESIÓN QUE HEMOS VIVIDO EN CLASE DE RELAJACIÓN, NOS HA QUEDADO MUY CLARO CON TODO LO QUE HEMOS EXPERIMENTADO... HA SIDO UNA PASADA!!!
TENGO UNA PREGUNTA:
PORQUÉ YO ME HE SENTIDO TAN INQUIETA Y QUERÍA LEVANTARME?
REALMENTE LO ESTABA PASÁNDOLO MAL... VIENDO COMO SUFRÍA LA PERSONA QUE HACÍA LA REPRESENTACIÓN DE NUESTRA COMPAÑERA, Y QUERÍA SALIR PARA CALMARLA... ALGO ME DECÍA QUE ME NECESITABA.
TIENES ALGUNA RESPUESTA PARA ESTO?
O SIMPLEMENTE ES QUE SOY UNA PERSONA SENSIBLE A CIERTOS ACONTECIMIENTOS?

Mi respuesta a Mercedes:

Cuando realizamos un trabajo de Constelación Familiar, todos los que participan reciben beneficios. El alcance de una Constelación llega tanto a la persona que plantea el problema a constelar, como a los representantes que se eligen para que ocupen lugares determinados y aquellos que se quedan sentados observando. Aún diría más, también al constelador.
Es muy difícil e infrecuente, que alguien que toma parte de una Constelación salga de ella sin haber sentido nada..
En este trabajo, que encuadro dentro de las Terapias Energéticas, se crea un campo de fuerza muy especial que afecta a todo el grupo.
Como habrás visto, en ese campo de energía, el pasado, presente y futuro, convergen.
Y como has tenido la oportunidad de sentir, algo de lo que se muestra en la vida, historia, drama, de la otra persona, también resuena en ti.
Esto se debe a que siempre, en algún punto, existe una coincidencia. Forma parte de la condición humana. Duelos, separaciones, muertes  tempranas o trágicas, incomprensión por parte de un familiar cercano, falta de afecto, secretos, amores truncados, etc, son hechos que, seguramente, alguna vez, nosotros o alguien de nuestra familia vivió.

Desenmascarar estos secretos, sacar a la luz las razones de los destinos elegidos, mostrar las implicaciones en las enfermedades, son algunos de los objetivos de este tipo de terapia. Todo ello para poder llegar a un objetivo final: quedar libre del destino familiar y asumir el propio, a pesar de la culpa, del dolor, del precio que le haya costado a nuestros antepasados.

Lo que has sentido en la Constelación de tu compañera, es algo muy lógico. Has tenido la necesidad de ayudarla, como si fueras una madre cariñosa o un padre protector. 
Te has identificado con su debilidad.
Pero en este tipo de trabajo, necesitamos buscar los puntos de fuerza de la persona y confiar en que su Alma, a través del dolor, del darse cuenta, de ver lo que la Constelación muestra, podrá "aceptar lo que fue y es" y tomar las riendas de su propio camino.
Por ello, a pesar de que el constelado, se emocione profundamente, llore o grite de dolor,  confiamos y esperamos...

Esto es un aspecto muy importante a tener en cuenta en este trabajo.
Nos parece que el constelado sufre demasiado, pero: 
No necesitará esa persona conocer, de una vez por todas, aquello que siempre creyó saber y nadie se lo decía?
No querrá descubrir cuáles son sus trabas, de dónde provienen y cómo solucionarlas?
No estará pidiendo a gritos un encuentro con alguien olvidado, negado, excluido, para por fin, arreglar aquello que quedó pendiente?
No será sanador, conectar con ese niño traumatizado y sufriente para poder arroparlo desde el hombre adulto y maduro que ahora es?
Y por último:
Hasta qué punto el dolor que manifiesta la persona constelada es realmente insoportable para él, o somos nosotros los que desde fuera, no podemos soportar?
No es ese dolor más tolerable, que aquello que desde la oscuridad, le está ocasionando intentar no sufrirlo?
Qué aspecto de la constelación es la que resuena en ti y qué tiene que ver con tu propia vida? 
Es posible que a ese aspecto, le quede algo aún por sanar?
Sólo cuando una persona se emocione profunda y desesperadamente, es cuando el constelador intentará que se digan palabras, que se ejecute algún ritual sanador, o propondrá la entrada de otro representante, por ejemplo.
Algunos terapeutas masajean el pecho de la persona que sufre o golpean la espalda con un golpe seco, para destrabarlo y sacarlo de los sentimientos que le hacen aferrarse al estado en que está.

Una vez finalizada la Constelación, no se aconseja transmitir al constelado nuestro afecto o comprensión porque, como ya expuse más arriba, debemos confiar en la fortaleza de su Alma y respetar ese momento de confusión, tristeza o angustia. 
Es a través de estos sentimientos que la "imagen de solución" alcanzada, cobrará vida. Como el proceso de un duelo necesario, como un renacer de un estado catatónico, como un salir a la vida.
Un trabajo muy especial y profundo, que conlleva sus propias reglas.

Tu sensibilidad hacia la compañera muestra tu implicación en su dolor, pero a pesar de ello, debes comprender que es un dolor curativo, que le permite VER, tomar conciencia de lo que pasa en su Alma y en el de su familia y desde este nuevo punto, le permite ACTUAR.


Como siempre, 
abrazos.

2 comentarios:

  1. Hola Alejandra. Me ha gustado mucho tu explicación. El ser conscientes de nuestro dolor es el primer paso hacia la sanación. Enhorabuena otra vez por tu blog tan interesante.
    Aprovecho para mandarte un abrazo bien fuerte y ojalá nos veamos bien pronto.
    S

    ResponderEliminar
  2. Hola, Querido Robotsergio:

    Gracias por tu comentario. Como colega de profesión que eres, me honra ser bien criticada. El punto que destacas: "el primer paso hacia la sanación", es muy importante tenerlo en cuenta. Muchos pacientes, no están dispuesto a ello y por eso, ante el primer síntoma de angustia, pena o incomodidad, utilizan un mecanismo de defensa, la proyección. O la terapeuta no sirve o la terapia no es para ellos. "La terapeuta me hizo sufrir", "el psicólogo no me comprende", "este terapeuta no sabe lo que siento", "no me gusta su forma de atender a la gente", "las Constelaciones no son para mí", "EFT es una chorrada!", son frases comunes en este tipo de personas que son capaces de llevar arrastrando años y años, los mismos síntomas, las mismas enfermedades, los mismos tipos de comportamientos y elecciones, las mismas respuestas a porqué no empieza de una vez una terapia.
    Sobre este tema trata mi próxima publicación,es decir, sobre lo que como tú bien sabes es lo más difícil de saber contener en un proceso terapéutico: LA RESISTENCIA al análisis que es en definitiva, la resistencia al cambio.
    Me alegro de que estés de vuelta de tu maravilloso viaje por el otro lado del mundo.
    Por favor, si algún día tienes ganas, comparte conmigo las experiencias vividas. Me gustaría poder publicarlas en mi blog.
    Te mantendré al tanto de próximos cursos. Qué tal si me ofrezco en tu ciudad así no te queda tan lejos venirte a la mía?
    Te mando un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar