miércoles, 5 de junio de 2013

TERAPIA DE PAREJA: DEPENDENCIA AFECTIVA: El amor que destruye

Cuando Ed Leedkalnin, construyó El Castillo de Coral en Florida, Estados Unidos, rodeó de misterio toda su obra. Tal fascinante edificación fue levantada sin que nadie hasta el día de hoy, pueda descubrir cómo lo hizo. Imponente enigma, supuestamente erigido en honor a un amor que jamás pudo consolidar, con la esperanza de que algún día, la mujer que fue su prometida, llegara a disfrutar junto a él y sus futuros hijos.
De similar manera, cuando El Gran Gatsby, decidió contruir su imperio, también lo rodeó de misterio y sólo algunos elegidos pudieron conocer cómo, por qué y para quién estaba dirigido su sueño. En su fuero interno, una obsesión: recuperar a su antiguo amor que tuvo que dejar para ir a la guerra.
Dos historias de amor que conmueven por su apasionamiento, alcance y gran perturbación.
Pero, de qué perturbación estoy hablando?
De la que implica el verdadero y más grande amor que el hombre pueda sentir en profundidad.
Cuando me llega un paciente que se encuentra pasando por un período de desequilibrio dentro de su historia de amor, vuelvo a encontrar ese ingrediente de perturbación.
Me llama la atención este componente afectivo porque en algunas personas, permite construir, como en el caso de Ed, una maravilla del mundo y en otros, como en el caso de Gatsby, un imperio económico.
Hasta qué punto esta perturbación es positiva?
De qué manera deja de ser constructiva y pasa a ser patológica? 
Cuándo este paradigma de lo inalcanzable se vuelve una ambición incontrolada que condena a quien lo lleva a la consecución de un ideal?
La dependencia afectiva, el amor obsesivo o la compulsión a la ensoñación en un futuro irreal, se vuelven en un punto extremo, algo que termina destruyendo a la persona que lo padece.
Ed, por ejemplo, terminó aniquilado por un cáncer de estómago, muriendo sólo en el hospital, sin haber vuelto a ver jamás a su enamorada, desde el día en que ella lo abandonó, 24 horas antes de su boda.
Gatsby, sólo y ya en decadencia, murió asesinado mientras su amante decidía escapar abandonándolo todo, incluido a él.
Es que el cáncer y el ser asesinado, fueron buscados inconscientemente por estos protagonistas?
En cierta manera, podemos intuir que sí. 
Ed, vivía recluido y trabajaba por la noche. Su amor por Agnes jamás se vio correspondido y su soledad duró casi 40 años.
Gatsby, jamás logró que Daisy le dijera que abandonaría a su marido, ni que le prometiera algún día construir un futuro con él. De hecho, a Gatsby, lo matan equivocadamente, por proteger a su amor. Así de grande fue su devoción por ella...
Dos historias increíbles y singulares, pero con bastantes puntos claves en común.
Cómo ayudar a estas personas perturbadas por amor, para que su fuerza amorosa portentosa permita construir maravillas pero no hasta el punto de entregar la vida en ello?
En los casos que he tratado, el amor que ciega, presenta otros ingredientes que son comunes:
* No se tiene en cuenta al tercero en cuestión: La mujer del amante, no tiene importancia. Es sólo un elemento trivial del panorama. Puede estar ahí, como no estar. Y si llega a estar más de lo necesario es porque está loca, porque hay que destruirla o porque  pronto, desaparecerá.
* El amor entre los dos, es unilateral: No es equilibrado ni compartido. Sin embargo, la persona dependiente a nivel afectivo, se esfuerza en demostrar lo contrario.
* La persona obsesionada por amor, es capaz de mover montañas aunque las montañas no quieran moverse: Siente que puede encargarse de los hijos de su amante, de cuidar de sus padres enfermos, de solventar el tema económico y de soportar cualquier dificultad que se pueda presentar. Estas personas sienten que por el otro, lo van a dar todo, aunque ellos no se los pidan.
* Los obsesivos en el amor no tienen un lugar adecuado dentro del sistema familiar: No encuentran su sitio porque viven en un sueño irreal creado por su fantasía. Asimismo, si tienen hijos y marido, éstos tampoco están bien ubicados dentro del encuadre sistémico. 

Detectar estos ítems puede servir de diagnóstico terapéutico.
Como método de intervención recomiendo la terapia psicológica profunda y extensa a través de diversas técnicas, tales como las Constelaciones Familiares para mostrar lo que verdaderamente existe en la relación de pareja y cómo se insertan los miembros en el sistema, la hipnosis o técnicas para superar el miedo a la soledad y al abandono y los tratamientos para reconducir al paciente en un nuevo estado de seguridad, confianza y autoestima como el EFT o las terapias de reforzamiento de la personalidad a través de técnicas de Afirmaciones Positivas.
Por último, potenciar el recurso de creación a través de la energía amorosa, puede ser muy gratificante para el paciente. Rescatar su capacidad para crear y mover montañas, es algo que debe ser sublimado y llevado a su extrema potencia.
Debemos como terapeutas explorar la realidad, sin dejarlo caer en la fantasía de una unión imposible que jamás podrá llegar a realizarse. Dicha exploración debe ser realizada rodeando al dolor y con el objetivo de que sea el paciente quien dirige su vida y no su fantasía.
La sublimación es el mecanismo por excelencia que en estos tipos de pacientes un terapeuta debe fomentar, en cada sesión y para toda la vida. 
Se trata de personas maravillosas con talentos increíbles, que si bien están dirigidos hacia sueños equivocados, en el camino, pueden llegar a hacer milagros...

Alejandra Mitnik Fischman es Prof. Lic. en Cias. de la Educación (Argentina), Lic. en Psicología M.N. 9.814 (Argentina), Psicoanalista, ex docente de la Univ. John F. Kennedy (Buenos Aires). Formada en Yoga, Hipnosis Clínica, Constelaciones Familiares, Lectura de Registros Akáshicos y  Energética Holográmica (PHE). Especiaista en EFT o Tapping y Experta en Métodos de Relajación y Concentración Mental. Dicta cursos y conferencias en toda España y en el exterior. Ha participado en distintos medios de comunicación. Durante la temporada 2010/2011, tuvo a su cargo el espacio semanal "Teràpies Energétiques amb Alejandra Mitnik" en Calafell Radio. Es una activa escritora cuyos reportes, casos y cursos pueden seguirse a través de su blog:Terapias energéticas con Alejandra Mitnik”




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario