sábado, 16 de agosto de 2014

¿Por qué el aborto es tan difícil de superar? Cómo tratarlo en CONSTELACIONES FAMILIARES

A lo largo de mi experiencia profesional tratando este tema a través de las Constelaciones Familiares con pacientes, alumnos y clientes, he podido constatar que cuando ha habido un aborto en el sistema familiar, éste debe ser tenido muy en cuenta y constelado antes que otros temas, en especial cuando lo que se quiere tratar está relacionado con la pareja.

Pintura de Tomás Gilsanz
Pintor Onírico
Recuerdo el caso de una mujer que pedía mejorar la relación de su hijito con su ex marido, ya que el padre se había ido a otro país y dejado de hacer cargo del niño, no sólo económicamente sino también afectivamente. Hacía casi seis meses que no llamaba a su hijo y el niño ya no tenía ganas de saber de él.
En la Constelación Familiar se observaba la mirada de ambos hacia el suelo.
Sabemos que cuando esto ocurre se refiere a un muerto temprano o a un aborto.
Al preguntar a la clienta si perdió a algún hijo, rompió a llorar.
Coloqué a un muñeco de un bebé en el suelo, frente a la representante de la mamá.
En ese momento, el representante del padre, empieza a llorar desconsoladamente, hecho que me llamó mucho la atención.
¿Por qué un padre que está sufriendo tanto por su hijo muerto deja de ocuparse de su hijo vivo?
Al preguntar a la clienta sobre lo ocurrido, ella explicó que decidió abortar sin consultar a su marido.
Pocas horas después de aquel taller, ocurrió algo que nos alegró mucho a todos los participantes.
El padre llamó por teléfono desde el extranjero.

Otro caso que confirma la afirmación que expreso al comienzo es el que ocurrió en una Constelación Familiar Individual.
Se trata de un hombre que quería mejorar la relación con su pareja al que él sentía que maltrataba verbalmente a pesar de que reconocía que ella era una buena compañera para él.
No sabía porqué lo hacía y en todo su discurso se expresaba muchísima rabia.
Cuando abrimos la Constelación Familiar elige para representar a la rabia al muñeco más pequeño y lo coloca detrás de él.
Mi sensación de que aquella rabia representaba un niño pequeño fue corroborada por el paciente y cuando le pregunté si había habido algún aborto en la familia, él explicó que su pareja había perdido a su hijo a los seis meses de embarazo.

El aborto crea varios sentimientos encontrados en el alma de las personas. Estos sentimientos, tales como culpa, la rabia, la pena, salen al exterior proyectados hacia el otro, afectando las relaciones.
Es muy probable que a partir de un aborto, se genere un desgate en la pareja que lleve a la inapetencia sexual y finalmente a la ruptura. Esto se puede comprender mejor al entender que algo
del otro también se rechaza, expulsa y aborta con el aborto del hijo.

¿Qué soluciones podemos buscar mediante las Constelaciones Familiares para superar un aborto?
Una solución para superar un aborto sería convertir al hijo en persona e integrarlo a la familia.
¿Cómo se convierte a un niño no nacido en persona?
En el primer caso comentado, la cliente decidió ir con su hijito a comprar una planta. Ella le explicó al niño que antes de que él naciera, mamá tuvo otro niño que no pudo nacer. Entonces le propuso que plantarían dicha planta en el jardín y sería en honor de aquel bebé. También le pidió que elija un nombre para él. La clienta comentó que durante los días siguientes, vio como el niño antes de ir al colegio, se acercaba a saludar a la planta y le daba un beso.

En Constelaciones Familiares realizamos el ritual* de honrar al hijo no nacido: Sentar al representante del hijo abortado delante de los padres, apoyado en ellos. Después, los padres ponen sus manos en la cabeza del hijo. De esta manera, el hijo vuelve a estar vivo. Ver, reconocer al hijo como persona y tomarlo como un regalo, dice Hellinger en el libro "Felicidad dual" de Gunthard Weber, editorial Herder.
Este procedimiento vale también para los hijos que nacen muertos.

Un ejercicio que propone para los padres es llevar al hijo consigo o tomarlo de la mano, durante un año o dos.
Hacer algo bueno en memoria del hijo, es la solución.
No existe un método único para todas las personas por lo que cada uno debe encontrar aquel que le haga sentir que aquella muerte no fue en vano.

Un caso que explica cómo puede encontrarse el método que a cada uno le ayude es el de na mujer sentía tanta angustia por su aborto provocado que necesitó varias Constelaciones Familiares para empezar a calmarse. En cada Constelación se resolvían distintos aspectos: la culpa por el acto cometido según sus valores religiosos, la culpa por no seguir el camino de las mujeres de su familia, la culpa por no realizar el deseo materno de ser abuela, el miedo por la posible ruptura de la pareja... Cada semana que nos volvíamos a encontrar su angustia era menor, hasta que decidió construir una especie de altar en su casa, en un espacio reservado, para hablar con el alma de su bebé. Allí entendió que ese niño le traía un mensaje personal y estaba relacionado con su pareja.
La experiencia sirvió para que ella confiara más en los hombres de su vida, pudiera empezar a trabajar su feminidad y ocuparse de su pareja de una manera más amorosa.

El dolor que se lleva por un aborto, es un dolor que cura y honra al niño porque hace que este se sienta acogido.
En cuanto ambos padres sienten el dolor por la pérdida y por lo que ellos le hicieron al hijo, se hace posible la reconciliación. 
De la culpa asumida y reconocida, nace una fuerza que permite que la relación de pareja vuelva a empezar. Si sólo uno de los cónyuges siente el dolor, la relación se rompe.
Una vez que se ha integrado a los hijos no nacidos, hay que soltarlos y dejarlos en paz.
De esta manera, todos quedan libres y el bien, que de ahí proviene, perdura.

Muchos preguntan si el aborto espontáneo tiene las mismas consecuencias que el provocado.
No son las mismas consecuencias ya que NO PERTENECE AL SISTEMA, muy raras veces son de importancia para una relación de pareja y hay que aceptarlos como un destino sin culpables.
Pensar que se tiene una responsabilidad en estos casos es una arrogación que lleva al trastorno.
Sí es posible que tengan importancia el hecho de que existan hermanos porque se genera en ellos un sentimiento de culpabilidad muy grande ya que ellos quedan vivos mientras aquel otro murió, sin poder hacer nada ni haber tenido ningún provecho. La frase sanadora sería: "Tú estás muerto, yo aún viviré un poco, después moriré también".

* Denomino ritual a los procedimientos ordenados que se dan en una Constelación para tratar un mismo tema.

Bibliografía:
. Felicidad dual. Gunthard Weber, Editorial Herder.
. Manual Básico de Constelaciones Familiares. Alejandra Mitnik. Autoedición

Formaciones * Talleres de Constelaciones * Sesiones presenciales y On Line
alejandramitnik@yahoo.es / http://alemitnik.blospot.com / 625635390

No hay comentarios:

Publicar un comentario