viernes, 17 de octubre de 2014

En qué consisten las Constelaciones Familiares


Es un tipo de terapia muy potente y eficaz.
Actúa rápidamente. A veces, en una sola sesión puedes encontrar soluciones. Por ello, el paciente que necesita resolver cuestiones urgentes, intenta constelar el problema más importante para él en ese momento, sin entrar en sucesos o detalles del pasado o de los que lo rodean.
Entrevista a Tony, Sanador

Las Constelaciones Familiares no sólo afectan al paciente que constela. Los beneficios actúan para toda la familia o los allegados. Esto se debe a que la Constelación toca el alma y los destinos de las personas.
Para afirmar esto último, que puede parecerte místico o mágico, te explico que nos basamos en el método fenomenológico. Es decir, observamos lo que se muestra, lo que aparece, lo que las almas necesitan y expresan.
Y, ¿cómo observamos lo que un alma necesita?
Al realizar una constelación vemos cómo los representantes sienten, se mueven y sufren como si fueran las personas y familias en cuestión, sin conocer absolutamente nada de ellas. Y esto es lo que más conmueve y asombra.

Hay representantes que comienzan a tener los mismos síntomas que los familiares. A veces, se identifican con sus mismos nombres, se sienten como si estuvieran tan vivos, sanos, enfermos o muertos como aquellos.
Y es a partir de estos descubrimientos que aparecen con los que empezamos a trabajar.

Hay dos maneras de utilizar las constelaciones. Una de ella es grupal, dentro de un taller de Constelaciones Familiares. La otra es individualmente.

Lo que se hace al realizar una Constelación es poder ver, por ejemplo, qué sienten los miembros de una pareja, cómo se encuentran sus almas más allá de la realidad que muestran, por qué han elegido estos destinos de encuentros y desencuentros, de qué manera despedirse sin rencores, como seguir amándose a través de los hijos que les quedan. Y por supuesto, se los protege de vuestro dolor y se les prepara para que cada uno puedan vivir sus vidas aún con padres separados y con el amor por parte de los dos.

En mi manera de trabajar, no sólo aplico la constelación individual, sino que la ajusto y termino de aclarar con EFT.
Sinceramente, estoy convencida, que ambas técnicas son las más adecuadas para trabajar en las situaciones conflictivas como duelos, separaciones y enfermedades.

No sólo sirven para solucionar problemas cotidianos sino para tener un buen trabajo, encontrar una pareja amorosa, alcanzar el éxito y tener una vida más placentera y feliz.

Considero que una terapia de estas características es la mejor inversión que una persona puede realizar para sí mismo y su familia.
Limpia, purifica, libera, amplia horizontes, llena de amor la vida de uno y de los que forman parte del núcleo familiar.

¿Cuánto dura este proceso?
De acuerdo a los problemas que se tenga por resolver el tratamiento puede tener una duración variable.
Es recomendable empezar por ordenar el sistema familiar y a partir de ahí tratar la relación que existe con cada uno de los miembros, padres, hermanos, ex pareja, pareja actual, hijos, trabajo, futuro, proyectos, decisiones, estado de salud, enfermedades de la familia, etc.
Cada sesión dura 50 minutos hasta una hora y media, según los temas.
Más allá de ese tiempo, la energía se agota y la atención decrece.
Recomiendo dos sesiones semanales al comienzo y más adelante, una semanal o cada 15 días.

Si tienes alguna duda o quieres concretar fecha de inicio de tu terapia personal, puedes llamarme al 625 635 390. Con mucho gusto de atenderé y acompañaré en el proceso que estás viviendo.
Desde ya, gracias por tu interés.
Un abrazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario