miércoles, 1 de febrero de 2017

¿Frases que duelen o frases que curan? Constelaciones Familiares y las frases sanadoras

LAS FRASES SANADORAS DE LAS CONSTELACIONES FAMILIARES

Formación en
 Constelaciones Familiares
individuales,
Bilbao
"Prefiero morir yo, antes que tú", "en este cáncer te llevo conmigo, querida mamá", "no te quise y te saqué de mi cuerpo"...*
Estas y otras frases que se utilizan en las Constelaciones Familiares resuenan como una jarra de agua fría en un cuerpo desnudo.
¿Por qué la crudeza de algunas de ellas?
¿Es necesario que se expresen de manera tan explícita?

Características de las frases sanadoras
También conocidas como frases curativas, son la herramienta básica para alcanzar la solución en una Constelación. 
Al decirlas, se espera lograr movimientos que permitan crear armonía y equilibrio dentro de un sistema familiar o laboral en el que todos sus miembros se encuentren a gusto y en paz.
Bert Hellinger dice: "En terapia familiar se llega a la solución cuando se encuentra el punto justo para todos en la familia; cuando asume lo que tiene que asumir, y cuando se centra en sí mismo sin interferir en la esfera de los demás. Entonces, de repente, todos se sienten bien, con su plena gratitud. Y ésta es la solución".*
Las frases sanadoras no son expresiones que acostumbremos a usar comúnmente.
En general, parecen provenir de un idioma antiguo: "Te tomo como mi padre, me doy como tu hija", "honro tu destino tan difícil", "no te amé, agradezco tu sacrificio y en mi corazón, siempre tendrás un lugar".
En pocas palabras expresan muchos contenidos: "Sí", "por favor", "gracias".
Los términos utilizados en las frases sanadoras son sencillos. "Tú, allí y yo, aquí", "Te acepto tal cual eres", "ahora te veo".

Cómo se construyen las frases sanadoras
Muchas de las frases que se utilizan en las Constelaciones Familiares son extraídas de la biografía de Bert Hellinger. 
¿Pero qué ocurre cuando se necesitan decir otras palabras que hagan incapié a la situación específica que se esté tratando? 
En esos casos, el constelador deberá construir frases sanadoras que se adapten al asunto en particular: "Siento mucho que María no haya estado cuando tu padre murió", "me duele el desprecio que me hiciste al no estar en el parto", "veo tu dolor y asumo que no te ayudé cuando más lo necesitabas". 

Cómo actúan las frases sanadoras
Las frases sanadoras provocan estados emocionales que si bien en principio pueden perturbar, se dirigen para que los Órdenes del Amor estén equilibrados.
El objetivo es que al pronunciarlas produzcan un movimiento en el alma de los representantes, terminando por generar un movimiento más amplio a nivel sistémico.
Apuntan al corazón de la persona para movilizar sus sentimientos, más que a la razón: "Por favor, bendíceme", "mírame con buenos ojos", "lo valoro y lo tomo como un regalo especial".
Respondiendo a la pregunta de: ¿Frases que duelen o frases que curan?, las frases sanadoras no siempre duelen, pero si lo hacen, es con la intención de curar. 
A veces, es necesario pasar por este proceso de inestabilidad, de malestar pasajero, para tomar consciencia y volver a colocar las cosas en su lugar.

*"Manual Práctico de Constelaciones Familiares", Alejandra Mitnik, autoedición
*"Reconocer lo que es", Bert Hellinger, ed. Herder

Sesiones online y presenciales.
Cursos y formaciones de Terapias Energéticas
Si deseas un ejemplar del Manual práctico de Constelaciones Familiares,
 solicítalo a: alejandramitnik@yahoo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario