jueves, 16 de abril de 2015

Otro éxito de las Constelaciones Familiares: Solar vendido en tiempo récord

CONSTELACIONES FAMILIARES PARA OPERACIONES INMOBILIARIAS

Hace unas semanas una clienta me explicó que necesitaba vender un solar.
Llevaba puesto a la venta un año y desde entonces sólo había habido un posible comprador que no tuvo suerte con su banco. 
Acepté ocuparme del caso luego de realizada una lectura akáshica de la propiedad y le expliqué en qué consistiría el trabajo que emprendería para ayudar a la venta.


PRIMERA SESIÓN: CONSTELACIÓN FAMILIAR INDIVIDUAL CON LA PAREJA PARA ORDENAR EL SISTEMA Y LA SITUACIÓN DEL SOLAR
La primer sesión consistió en un encuentro con el matrimonio en el que constelamos el solar y todo lo que implicaba su venta.
La clienta ya había hecho varias incursiones por diferentes terapias alternativas pero no así su marido quien se mostraba un poco incrédulo ante la presentación del material.
Poco a poco se ordenó el sistema familiar, la llegada del posible cliente, el futuro del solar y el destino final del dinero de la venta.
Para las Constelaciones Familiares, la vinculación a los ancestros es algo primordial porque marca una repetición inconsciente de patrones desconocidos que se vuelven a sufrir, generación tras generación. 
Una de las preguntas que realicé al matrimonio fue si recordaban si alguien de la familia habría perdido alguna propiedad o habría tenido un destino difícil de llevar.
La respuesta de ambos fue un rotundo "no".
Se estipularon tareas a realizar por parte de los propietarios y agendamos encontrarnos en un próxima cita.


SEGUNDA SESIÓN: CONSTELACIÓN FAMILIAR GRUPAL PARA REVISAR LA POSIBLE VENTA
El segundo encuentro consistió en un taller grupal de Constelaciones Familiares.
Los sentimientos se expresaban por parte de los representantes del grupo, integrantes experimentados que han sido formados en mis cursos o participado desde hace varios años en mis talleres.
La constelación permitió mostrar la importancia de tranquilizar a los hijos ante la venta, establecer una buena relación con los vecinos del solar y procurar encontrar un cliente que cuide de la propiedad.
La técnica de las Constelaciones Familiares siempre sorprende porque muestra elementos y situaciones que, sin conocer a los clientes o a aquello que se constela, son fidedignas expresiones de lo que sucede en la realidad.


Así se obtuvieron datos muy detallados de cómo sería físicamente el comprador, qué edad tendría y de dónde podría provenir. Hasta se indicó de qué manera se podría agradecer correctamente a la persona que trajera al comprador: "Una botella de buen vino más que una cena".
Estos datos que pueden resultar de escasa relevancia, son muy útiles a la hora de agilizar la puesta en marcha de estrategias para la venta, como por ejemplo, saber que la publicidad debería centrarse en el lugar donde se ubica el solar y no perder tiempo en dirigirse a otras inmobiliarias más lejanas o buscar entre los contactos cercanos y conocidos en vez de otros nuevos.

MOVIMIENTOS
A la semana siguiente comenzaron los primeros "movimientos".
En esta técnica, denominamos movimientos a los pasos o situaciones que van a producir los cambios esperados.
Uno de estos hechos fue la llamada repentina, extraña y sorpresiva del padre de la clienta. Necesitaba que la hija fuera a su casa para ordenar unos papeles.
¿Por qué repentina?
Porque la clienta tiene más hermanos, siete en total, con los cuales el padre acostumbra a contar, sin embargo, inesperadamente, la llamada fue dirigida exclusivamente a ella.
¿Por qué extraña?
Por lo singular del motivo de la llamada. La hija debería ayudarle a ordenar unos papeles que se hallaban guardados en un mueble que no se había abierto en años. 
Y finalmente, ¿por qué sorpresiva?
Porque lo que la clienta encuentra dentro de ese mueble es algo sorprendente para ella. Un papel del año 1941 firmado el día en el que a su abuelo se le es expropiada su vivienda.
¿Qué significado adquiere este hecho para la clienta?
La pérdida del solar pasa a ser una repetición de algo que ya había sido vivido por un ancestro.
Habría que cortar con esa repetición a la que se hallaba vinculada.


El otro llamativo movimiento fue la aparición de un interesado en el solar.
¿Por qué llamativo?
No sólo porque hace un año que nadie se interesaba en el solar sino que éste se halla pegado a cuatro solares más que están igualmente a la venta. Podría haberse elegido cualquiera de los otros o tal vez el que hace esquina que, generalmente, tiene más posibilidades de ofrecer mejores vistas y sin embargo, la atención del comprador se centró únicamente en el solar de mi clienta.

TERCERA SESIÓN: CONSTELACIÓN FAMILIAR INDIVIDUAL PARA CHEQUEAR EL ESTADO DE LA PROPOSICIÓN DE VENTA Y EL DESTINO DEL DINERO A OBTENER TRAS LA OPERACIÓN
En el tercer encuentro la constelación se llevó a cabo utilizando mi método de Tarot Reconstructivo. 
Según este método que combina Tarot y Constelaciones Familiares, las figuras de las cartas permiten proyectar valores positivos a los representantes otorgándoles a cada uno de ellos lo que necesita, ya sea fuerza, éxito, paciencia, comprensión, tiempo, unión, etc. 
Así se potencian las posibilidades de éxito y los resultados se concretan rápidamente.
Se aprovechó la Constelación para revisar, a través de la tirada, la situación en la que se encontraba la operación de venta y qué pasos serían los más convenientes para realizar en un futuro próximo, en especial, qué destino tendría el dinero que se recibiría tras la venta.
Se honró el difícil camino del abuelo expropiado y se valorizó su capacidad de resurgir nuevamente ante las duras condiciones de vida de la época.
Se agradeció al representante del padre de la clienta por sacar adelante a la familia desde una edad muy temprana (12 años) y se le aseguró hacer algo bueno con el dinero de la venta.

RESULTADOS
Bastaron dos días para que el interesado en el solar ofreciera una contraoferta.
Los propietarios no quisieron bajar el importe estipulado.
El comprador tuvo que aceptar el precio requerido y ¡SOLAR VENDIDO!


Nota: Existen pruebas de lo relatado en este post, tales como fotos del papel de desahucio del año 1941 o la constatación de lo vivido por los participantes del taller grupal y los aludidos clientes.
Por razones de confidencialidad, no se incluyen aquí nombres y apellidos pero, cualquier cualquier persona puede solicitar su comprobación, inquietud que con mucho gusto se compartirá con quien corresponda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario