martes, 10 de mayo de 2011

EFT ALIVIA EL DOLOR DE CADERA DE MAITE


Maite es mi nueva alumna en el curso de "Métodos de Relajación y Concentración Mental" que estoy dictando en el Centro Cívico Los Jardines, de Cunit.

En la primera clase, al terminar la sesión de relajación, cada alumno expuso su experiencia.
La clase se desarrolló a través de varios aprendizajes.
El primero de ellos consistíó en introducir al grupo en una relajación profunda, contando del 100 al 1.
Posteriormente, se los indujo a generar ondas Alfa, cerrando los ojos y elevándolos 20 grados hacia la zona del tercer ojo. Por último, se les animó a crear su laboratorio personal, con su decoración propia, asistencia de guías y pantalla mental".
En dicha pantalla, mediante un estado de relajación cada vez más profundo, pudieron recorrer cada una de las partes más importantes de su cuerpo y verse guapos, felices y saludables y se supone, que dicha imagen, los llevaría a sentirse mucho "MEJOR, MEJOR Y MEJOR".


Sin embargo, para Maite, esto no ocurrió.


Su dolor de cadera le impidió relajarse en toda la clase y al finalizar, nos contó que le costó mucho entrar en su laboratorio y crear su pantalla mental.
Nos explicó que pronto tendrán que operarla de su cadera y que a veces, el dolor se le hace insoportable.
Teniendo en cuenta que algunos de los alumnos presentes eran ex alumnos del curso de EFT, les propuse, en los últimos minutos que nos quedaban, hacer unas rondas de Tapping para Maite e intentar aliviar su dolor.
Utilizamos frases tales como: "este dolor de cadera", "esta cadera que me duele mucho", "ojalá mi cirujano se haga EFT antes de la operación" y "gracias a este grupo maravilloso que está haciendo tapping en sustitución para ayudarme".
Bastaron sólo unas rondas de EFT para que Maite sonriera y expresara: "¡Uy!, parece que ya no me duele".
Al salir del Centro, Maite se me acercó y me dijo:
"Estoy mucho MEJOR".
Y recordé la frase que figura en varios sitios relacionados a la técnica: "EFT actúa donde antes nada ha podido".

No hay comentarios:

Publicar un comentario