jueves, 15 de diciembre de 2011

CONSTELACIONES FAMILIARES: Sorprendente recuperación de un perro tras una Constelación

Constelación Familiar

LAS CONSTELACIONES FAMILIARES TAMBIÉN AYUDAN A LOS PERROS. 
¿O los perros nos ayudan a nosotros?


Lo que voy a contarles, ocurrió en el último taller de Constelaciones Familiares realizado en Cunit.
Es el reporte de los hechos que pueden suceder tras aplicar esta técnica y de qué manera las Constelaciones pueden afectar ,indirectamente, a quien SÓLO participan en ella.
Una de mis pacientes, pidió constelar el sentimiento de culpa por haber tenido que sacrificar a su perro la semana anterior.
Entre los principios teóricos de la técnica de Constelaciones Familiares, se encuentra lo que se denomina: "Orden de Pertenencia".
Esto significa que pertenecen al sistema familiar y por lo tanto, pueden ser incluidas en el trabajo de una Constelación, todas aquellas personas que tengan una relación sanguínea con el afectado.
Se incluye también a quienes hayan tenido una relación que tenga ver con la vida y la muerte, es decir, que hayan podido poner en peligro la subsistencia de esa persona o hayan contribuido a que viva.
Pero, ¿qué sucede con los animales de compañía que no tienen una relación sanguínea pero que en algunas familias, pasan a ser parte de ellas como si fueran un miembro más?
¿Es posible o necesario incluirlos en este trabajo?
Bonica y Golfo
Ya durante mi período de formación profesional, tuve la oportunidad de conocer un caso en el que un terapeuta necesitó constelar la muerte de su perro, de manera que basándome en aquel, acepté intentarlo.
Esta vez, pedí a la clienta que eligiera dos representantes: uno para ella y otro para su perro y como es habitual en los casos que se representan a muertos, le indiqué que acostara a éste en el suelo.
Lo que ocurrió después, fue una verdadera sorpresa para todos los que estábamos allí.
Bonica descansando
Golfo, uno de los dos perros que siempre me acompañan en mi trabajo como terapeuta, se acercó a la representante del perro, se le tiró encima y comenzó a restregarse, acariciar e intentar jugar con ella.
Esto no tendría nada de extraordinario, sino fuese porque Golfo y Bonica, estuvieron todo el tiempo del taller en otra cosa. Sentados o de aquí para allá, pero NO CON ALGUIEN EN PARTICULAR.
Fue en el preciso momento en que apareció en el "campo de la Constelación" el perro muerto, cuando Golfo y no Bonica, decidió acercarse.
Bonica y su muñeca
Tampoco tendría nada de extraordinario, sino fuese porque Golfo no paraba de acurrucarse y dar muestras de cariño a quien hacía de perro y NO HABÍA MANERA DE SEPARARLO. Todos los integrantes del taller estábamos atónitos, enternecidos y sobrecogidos por el comportamiento del animal, que actuaba como si éste fuera un representante más. 
Tampoco esto tendría nada de extraordinario, sino fuese porque la persona que hizo de representante del perro es alérgica a los pelos de los perros y una vez finalizada la Constelación, nos comentó que aunque Golfo estuvo restregándose por toda su cara, en esta ocasión, el pelo no le molestó para nada.
Pero ni siquiera esto tendría nada de extraordinario, sino fuese porque Golfo, estaba muy atacado de su Lehismaniasis y Liquia, dos enfermedades muy graves que lo tuvieron al borde la muerte, manteniéndose gracias a 5 medicaciones diarias, mientras que milagrosamente, a los 15 días posteriores a la Constelación, el perro mejoró tan notablemente, que el veterinario dictaminó que continuara sólo con uno de los medicamentos, cuando lo normal es que la mejora, si es que sucede, ocurriese 4 semanas después y no quitar medicación tan rápido.
Vuelvo entonces a destacar los dos puntos con los que comencé este reporte.
Si bien mi paciente se sintió mucho mejor, ya al realizar la Constelación y luego durante la semana siguiente, los beneficios también alcanzaron a mi perro que sin proponerlo, actuó como un representante más, tal vez, de sí mismo, ante su propio destino.
Doy las gracias a todos los participantes, en especial a la clienta por su confianza en este trabajo y a la Directora del Centro Món de Margaritas de Reus, que participó como representante en dicha Constelación.
Su experiencia en este tipo de trabajo ha sido de valiosa ayuda.

3 comentarios:

  1. Buenas Tardes Alejandra,

    Soy Eli, me pongo en contacto contigo para confirmarte mi presencia el dia 17 de diciembre, también te confirmo la participación de mi amiga... Esta muy entusiamada!...ojalá la sesión le ayuda.
    Aprovecho para comentarte que, personalmente, sigo muy sorprendida e interesada en esta disciplina. Realmente, es conmovedor! Te agradezco la posibilidad de la participación y de experimentar algo tan maravilloso.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Eli:
    Me alegro de que quieras repetir en la experiencia de este trabajo, en especial, después de haberte ofrecido a representar al perro de Irina y haber tenido que aguantar al "pesado del Golfo".
    Estoy segura que ninguno de los que estuvimos allí, podrá olvidar la reacción de Golfo contigo.
    Desde aquí, un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Precioso y grandioso reporte Alejandra!!

    Y cambiando de tema, creo que esta ha sido la última semana de clases, y por motivos varios no he podido asistir. De todas formas, quería que supieras que estoy muy agradecida de haberte conocido a tí y a las personas con las que he compartido estas semanas. Sigue haciendo esta labor tan fantástica que haces!! si hubiera más personas como tú en el mundo...... ;)
    Un fuerte abrazo, feliz navidad y hasta pronto!
    Mónica.

    ResponderEliminar