jueves, 20 de julio de 2017

Constelación familiar tapada en la que aparece un secreto

CONSTELACIÓN FAMILIAR TAPADA:
"EL EMBARAZO DE MI MADRE"
Por la Prof. Lic. Alejandra Mitnik

En el presente caso a relatar, la indecisión de constelar por parte de la clienta era muy grande. Tenía mucho miedo de que se expusieran asuntos personales. Por tal motivo, propuse realizar una constelación tapada siguiendo los pasos que se detallan en mi libro Manual práctico de Constelaciones Familiares, de autoedición.
Una constelación tapada es aquella en la que nadie del grupo conoce el tema a constelar.
En ocasiones, tampoco lo sabe quien dirige la constelación. 
En esta modalidad de trabajo se trara de no condicionar a los participantes en cuanto a sensaciones, necesidades de decir determinadas frases o movimientos.
Otro objetivo de las constelaciones tapadas es poder mantener el tema a tratar en estricta confidencialidad. 

Motivo de consulta
Para respetar la intimidad, le pedí a la clienta que resumiera su tema a constelar en una sola palabra.
La palabra elegida fue "embarazo", pero luego, aclaró:
-Tendrían que ser dos palabras porque puede darse lugar a un mal entendimiento. Mejor, "el embarazo de mi madre"-.

El simbolismo de las palabras
En Constelaciones Familiares no se permite hablar, salvo en ciertos momentos en que el constelador expresamente da lugar. Por tal razón, las palabras que se dicen son fundamentales y cada frase que se utilice guarda un simbolismo que nos lleva a lugares más profundos.
En este caso, la frase "un mal entendimiento" llamó mi atención. ¿Por qué la palabra embarazo daría lugar a un mal entendimiento? ¿Qué tiene que ver embarazo con entendimiento? 
Tomo en cuenta estas preguntas y veré si más adelante pueden ser respondidas.

Elección de representantes
Le pedí que eligiera un representante para ella, otros dos para su madre y su padre y uno más para aquello que pudo afectar en el embarazo de mamá.
La representante de ella se coloca delante de los padres y se hace muy chiquita mirando a la mamá.
El padre se ubica junto a la madre y aquello que pudo afectar en el embarazo se queda cerca de la mamá, mirándola.
En esos momentos, la madre dice: 
-No quiero que esté él, dirigiéndose a lo que afectó en el embarazo. Quiero que se vaya. Me molesta que esté ahí y que mi hija lo vea. Siento algo que me asfixia y baja por todo mi cuerpo-.
-¿Y cómo estás tú?, le pregunto a aquello que molesta.
-Me es indiferente todo, menos ella-, señalando a la madre.

Movimientos
En Constelaciones Familiares, la mirada tan persistente y especial de un hijo hacia uno de sus padres, nos habla de que ha ocurrido un movimiento de amor interrumpido.
Pregunto a la representante cuántos años siente que tiene en este momento y responde: muy pequeña, tal vez, meses.
La invito a que recuerde qué sucedió tan tempranamente en su vida y dice no saberlo.

Frases sanadoras

Del padre a la hija: "Te tomo como mi hija y me doy como tu padre y ella es mi mujer. La mejor madre para ti y la mejor mujer para mí".
De la hija a la madre: "Te tomo como mi madre y me doy como tu hija. Ahora veo que él es el mejor hombre para ti".
El padre se siente mejor.
La madre se une al marido.
La hija continúa mirando a la madre como si fuera un bebé.

Ritual para tomar al padre
Insistimos, otra vez, con la Oración para tomar a los padres dirigida hacia el papá.
La niña no deja de mirar a la madre y sólo quiere quedarse con ella.
La madre insiste en que no quiere que su hija presencie esta situación, que quiere que él (aquello que pudo afectar en el embarazo de mamá) se vaya, que no le gusta que su hija esté ahí abajo.
Elijo a ángeles de luz para que puedan quitar a esa persona y cuando esos ángeles se colocan delante, él ya se quiere marchar.
Pregunto al padre cómo se siente y dice que él le molestaba y recién ahora se encuentra más tranquilo.

Reconexión con el yo adulto

Buscamos un representante para al yo adulto de la niña.
Intentamos con frases sanadoras que la niña tome a su parte adulta y decida irse con ella. 
La niña no quiere irse al futuro con su parte adulta.
Colocamos a un terapeuta que ayude a la niña.
Los padres pueden separarse de la niña.
La parte adulta se dirige hacia adelante, dejando a la niña con la terapeuta.

Frases sanadoras finales

De la madre a la hija: "Gracias por no preguntar y dejar en mí mi secreto. Así puedo mantener mi dignidad".

Conclusión

En ocasiones, la solución final no se presenta como nos gustaría.
Este caso nos confirma que, no siempre los secretos deben ser descubiertos.
La frese expresada por la paciente al comenzar la constelación, cobra significación y nos permite comprender por qué la palabra embarazo puede crear "mal entendimiento".

Indicaciones
Continuar con terapia para reforzar la autoestima y lograr la recuperación de la niña interior.

Próximos talleres y formaciones de Constelaciones Familiares:
ARGENTINA
CABA: Alicia Casana 0054 9 11 4028 9925
Rosario: Mónica Beatriz Pérez 0054 9 341 668-7223
Córdoba: Cristal de Luna 0054 9 351 805-2838
La Plata: Gisela Cárdena 0054 9 221 318-1928 
BILBAO
Aguamarina Bilbao 0034 699 32 23 20