viernes, 29 de octubre de 2021

Cómo saber si en una constelación se ha llegado a la imagen de solución correcta

"Manual práctico de Constelaciones Familiares"
www.cursosyterapias.com
En las Constelaciones Familiares Individuales buscamos alcanzar las imágenes de solución.

Se trata de aquella imagen que descansará en el alma del consultante como herramienta para producir los cambios.

Es una imagen curativa y transformadora que se recordará a través del tiempo y en cada momento que se vuelva a recordar producirá un nuevo efecto positivo para la persona.

Posiblemente, la importancia de esta imagen final sea aún más grande y en ella recaiga el peso de que una constelación tenga efecto inmediato o tardío, pasajero o duradero.

Por lo tanto, tendremos que estar seguros de si la imagen alcanzada ha sido la correcta para el sistema y cada vez que el consultante llegue al cierre de la constelación, el constelador pasará a revisar si realmente esa imagen final es la que podrá crear la solución. 

El protocolo para llegar a la imagen de solución figura en el libro "Manual práctico de Constelaciones Familiares".

Para comprobar si la imagen final es la correcta, el constelador utilizará un péndulo y preguntará sobre cada uno de los representantes: ¿Está este representante en el sitio más adecuado para el sistema?

Otra pregunta que puede realizarse, es: ¿Cuál es la energía que tiene este representante en este lugar?

El péndulo girará con fuerza cuando el muñeco esté en su lugar correcto y oscilará desde adelante hacia atrás cuando no sea el mejor lugar para ese representante.

En el ejemplo que veremos a continuación, la consultante necesitaba ordenar su economía ya que estaba pasando por momentos muy difíciles a dicho nivel. 

En la constelación buscamos equilibrar el Orden del Equilibrio entre el Dar y el Tomar para que no sea ella quien esté asumiendo todos los gastos de su hija y el ex marido pueda ocuparse hasta que se reponga de su situación.

En este caso se observaba un desequilibrio en el Orden de la Jerarquía ya que en un momento colocó a su propia madre (la abuela) para que cuide de su hija en lugar de ella.

Cuando llegamos a la imagen de solución, todo parece equilibrado, sin embargo, el péndulo nos indica que nadie está en su lugar correcto porque a todos les falta fuerza.

En ese momento empiezo a preguntar con el péndulo haciéndolo oscilar sobre los muñecos: ¿Falta algo aquí? El péndulo marca que sí girando en sentido antihorario.

Paso a preguntar si lo que falta corresponde al lado del padre, del trabajo, de los padres, de la consultante, hasta que aparece la respuesta: lo que falta corresponde a la consultante.

Pido a la consultante que busque algo que falta y elige a una pirámide de colores que tengo como material auxiliar.

Coloco a la pirámide detrás de la consultante como su fuerza sanadora y el péndulo recién marca que todo está en su lugar al girar con fuerza sobre cada uno de los muñecos.

La interpretación nos indica que aquello que puede ayudar a la consultante está en su interior, proviene de ella y dependerá de su propio interés poder ponerla en práctica.

www.institutoconstelacionesfamiliares.com