lunes, 18 de agosto de 2014

Estar implicado, ¿qué significa para las Constelaciones Familiares?

LA IMPLICACIÓN

Implicado: incluido, vinculado, simbolizado, comprometido, enredado.


Recuerdo el caso de una alumna que quería constelar el reciente diagnóstico de bipolaridad en su hermano.

En la familia, 6 personas, todos hombres y con el mismo nombre, estaban diagnosticados de bipolares.
El hecho es que su hermano esperaba un hijo y tenían pensado ponerle un nombre, el mismo que el de los 6 familiares.

A veces, somos conscientes de las implicaciones pero otras veces, no.
El caso de una paciente con mastitis muy dolorosa mostró en una Constelación Familiar cómo su síntoma estaba vinculado a un hecho traumático que ocurrió 3 generaciones atrás.
Anteriormente al trabajo de Constelaciones Familiares, la paciente no asociaría nada de su sufrimiento con el sufrimiento de aquella familiar, su bisabuela, sin embargo, la imagen simbólica que ofrecería la Constelación Familiar Individual, nos llevaría directamente a relacionarlos.
Estando la bisabuela de pie en un tren, teniendo de la mano a su hija pequeña y dando de mamar a su otro bebé, el tren frenó muy fuertemente al mismo tiempo que se abrieron las puertas. La fatalidad quiso que el bebé saliera despedido de los brazos muriendo instantáneamente.
Algo más conmovía en este caso.
Si tan doloroso era para mi paciente darle el pecho a su bebé, ¿por qué no optaba por alimentarlo con biberón?
Aquella mujer era una defensora acérrima de la lactancia materna hasta tal punto que participaba en un puesto de importancia dentro de una asociación para promover este tipo de alimentación.
Su necesidad de expiar una culpa en la cual ella se hallaba implicada, la hacía tener que sufrir hasta niveles extremos. 

¿Cómo nos damos cuenta que estamos implicados?
La comprobación de que estamos implicados en destinos que no son los que nos corresponden, nos lo va a dar la Constelación Familiar o la terapia psicológica que nos ayude a mirar lo inconsciente y lo familiar.
Las implicaciones se manifiestan a través de elecciones que nos llevan a responder con patones que otros familiares han realizado en su vida y también se observa en las enfermedades que se repiten dentro de una misma familia.
Al trabajar en grupo en un taller de Constelaciones podemos ver los enredos cuando el sistema está desordenado, cuando varios representantes tienen las mismas sensaciones o expresan las mismas frases, cuando todos miran al excluido.

¿Qué consecuencias pueden tener las implicaciones?
Las consecuencias pueden seguir sufriéndose en los descendientes, por eso las Constelaciones Familiares sirven para que no se continúe llevando lo que no corresponde.
Desenredar los enredos en los que uno queda atrapado.

¿Cuál es el ritual que realizamos para cortar una implicación?
Debemos contar con el representante al que le corresponde el destino de sufrimiento o lo pesado.
Para saber si esa es la persona en la que se generó el suceso, es correcto preguntar: "¿Esto es tuyo?, ¿puedes llevarlo?".
En caso de que la respuesta sea afirmativa, le entregamos lo ocurrido simbolizado mediante un objeto. Puede ser una caja, un almohadón, un sobre, una piedra.
Cuando el otro lo coge entre sus manos, recién le decimos: "Gracias por llevarlo. Ahora yo me doy la vuelta y quedamos en paz".
En caso de que la implicación corresponda a un hecho en el que alguien murió, el ritual sanador sería:
Imaginamos al muerto, lo miramos de frente y le decimos: "Ahora te veo y te doy la honra. A partir de ahora, te doy un lugar grande en mi corazón".

Bibliografía: 
. Manual básico de Constelaciones Familiares. Alejandra Mintik. Autoedición

No hay comentarios:

Publicar un comentario