lunes, 20 de febrero de 2017

Constelaciones Familiares que no reflejan la realidad

LOS REPRESENTANTES EN LAS CONSTELACIONES FAMILIARES

Formación Constelaciones Familiares
Bilbao
"He ido a constelarme, pero no me sirvió. Quien me representaba no tenía nada que ver conmigo. No me siento reflejada en absoluto. No estaba en el papel. Era como si estuviese haciendo de otra persona"

Percepción fenomenológica
Cuando participamos de una constelación nos abrimos a aquello que aparece en el "campo de conocimiento". El Dr. Albrecht Mahr acuñó el término para referirse al campo de energía que contiene información y energía del sistema familiar, al igual que los campos electromagnéticos.
Esta podría ser una de las explicaciones que responden a la pregunta: ¿Cómo es posible que alguien que no me conozca, pueda en una constelación representar a mi padre/madre/pareja, etc y sentir lo mismo que sienten ellos, aunque no estén presentes o hayan muerto?

El papel de los representantes
Cuando participamos en un taller de Constelaciones Familiares grupales, nos encontramos con personas sentadas en un círculo que estarán observando lo que ocurra en la constelación.
El constelador permanecerá sentado junto al consultante que planteará un problema a resolver y posteriormente, se eligirán representantes entre los observadores para que pasen a ubicarse dentro del círculo.
La elección del representante que se colocará en el papel de otra persona, puede estar indistintamente a cargo del constelador o del consultante.
En todos los casos, la elección no será arbitraria y siempre estará condicionada por algún aspecto que inconscientemente nos habrá llamado la atención. Pueden ser rasgos físicos, de personalidad o la capacidad del participante para poder conectar.
Ninguna elección es casual y en caso de ser elegidos para representar varias veces los mismos papeles, por ejemplo, hacer de mamá, de maltratador o de amante, habría que preguntarse: ¿Qué tengo que resolver aún de esta situación? ¿Hay algo de este tema que todavía me cuesta mirar?

El desgaste energético y el acto amoroso
Toda puesta en escena por parte de un representante conlleva un desgaste energético.
Una parte de su alma hace lugar para dar paso al alma del representado.
Esta disposición de energía para entregar a otra persona es un acto generoso de amor y tiene un doble efecto positivo. No sólo permite la comprensión de lo que ocurre en su vida, sino que también sirve a la revisión de la vida de la persona que está actuando como representante.

Tomando el papel desde fuera
En ocasiones, alguno de los observadores pasivos del grupo que está sentado mirando la constelación desde fuera comienza, de manera espontánea, a sentir y querer expresar algo sobre una situación particular.
En ese momento, recomiendo invitar al observador para que actúe como representante ya que está asumiendo la energía de alguien del sistema que tiene algo importante que decir.

Constelaciones que no reflejan el problema
Si bien el título de este post afirma que hay constelaciones que no reflejan la realidad, podríamos preguntar: ¿A qué realidad nos estamos refiriendo? ¿La que se muestra y aparece al abrir la constelación o la realidad que el consultante quiere ver?
Vamos a conocer las posibles razones por las cuales una constelación no refleje la realidad del problema teniendo en cuenta los dos puntos anteriores.

1. Cuando el representante no conecta con el campo
Muy raramente, el representante no puede conectar con el papel.
Puede que sea la primera vez que constele, que esté nervioso, que el tema le inquiete, etc. A todas estas variables las englobamos en la frase: "el representante no conecta con el campo".
En este caso, dependerá de la capacidad del constelador para descubrir qué le ocurre al representante y determinar si hay que sacarlo del papel y reemplazarlo por otra persona.
¿Cómo darse cuenta de que un representante no es apto para realizar la constelación?
La rapidez con la que se entra en un papel, las actitudes, sensaciones y palabras que transmite, la manera en que se relaciona con los otros personajes, nos darán pistas sobre si el representante está conectando o no con el campo.
Recuerdo el caso de un representante que siempre tenía muestras de afecto hacia las mujeres del grupo. En una "constelación tapada", quiso dar un abrazo a una representante que hacía de hija suya. Inmediatamente comprendí que él no estaba conectando con el campo. La hija había sido abusada y ese abrazo estaba totalmente fuera de lugar en aquella ocasión.
Por ello, recomiendo siempre revisar. Cada vez que colocamos un representante, observar sus movimientos y constatar con el constelado si cree que vamos en el camino correcto en cuando al desarrollo de la constelación: ¿Qué te parece lo que estamos viendo aquí?, ¿tiene que ver con lo que sucede en tu vida?, ¿te resuena lo que están diciendo?

2. Cuando lo que aparece no gusta
Puede que lo que aparezca en el campo de la constelación no sea de agrado para el cliente. Tal vez, lo que se muestra, no cumpla con sus expectativas.
Es posible, por ejemplo, que una mujer quiera mejorar su relación matrimonial y que en la constelación se muestre que el marido no quiere saber absolutamente nada con ella porque él ya tiene otro amor. Otro ejemplo, sería el de un hombre que necesita mejorar su relación con su hija pero en la constelación se observa de qué manera la adolescente se siente perturbada y se opone a cualquier intento de acercamiento.
Cuanto antes el consultante se abra a la realidad que no le gusta, más rápido se acercará a la verdad de su inconsciente. 
Ante este hecho hay que explicar al consultante que la constelación es como las radiografías para los médicos, en las que se muestran aquello que no está del todo bien. Si el paciente puede asumir lo que ve, hacerse cargo e integrarlo, entonces aparecerán los posibles cambios.

3. Cuando la energía que se toma no es la del cliente
En algunas constelaciones ocurre un fenómeno que llama mucho la atención.
Los representantes pasan a ocupar roles diferentes a los que se les ha sugerido y los papeles quedan intercambiados: La hija que se lleva mal con el hermano, pasa a ser la novia de éste y la representante de la novia, ocupa el lugar de la hermana.
También en estos casos dependemos de la opinión del consultante: "Estoy confundido. Algo no me cuadra aquí. ¿Quién es ella?"
Cuando ocurra esta transferencia de roles, que generalmente se debe a desórdenes del sistema, es importante definir nuevamente qué papel ocupa cada representante y continuar teniendo claro quién es quién en la constelación.

Conclusión
Ante las posibles circunstancias por las cuales un consultante no se vea reflejado en la constelación, ya sea porque el representante no pueda ocupar su papel, el consultante no quiera reconocerse o porque los papeles se encuentren cambiados, siempre habrá que revisar.
La capacidad y experiencia de un buen constelador servirán para tomar las mejores decisiones y guiar a buen puerto la constelación hasta llegar al lugar donde todos los representantes se encuentren bien, donde hayan expresando lo que tengan que decir y donde las fuerzas sanadoras puedan ser aceptadas en plenitud.

Sesiones y cursos presenciales y online
Barcelona, Tarragona, Bilbao, Argentina
Solicita el "MANUAL PRÁCTICO DE CONSTELACIONES FAMILIARES"
Envíos al exterior en papel o Pdf
alejandramitnik@yahoo.es / 0034 625 635 390

No hay comentarios:

Publicar un comentario